Michael Phelps vive el “gran desafío” de nadar contra un tiburón blanco

La leyenda olímpica estadounidense Michael Phelps, el deportista más laureado en Juegos Olímpicos, tuvo uno de los “grandes desafíos” de su carrera al nadar contra un tiburón blanco para el canal de televisión Discovery en Español y dijo que muchas personas creen que está “loco” por haberlo hecho.

“La experiencia fue sin duda un gran desafío”, afirmó Phelps en una teleconferencia de prensa en la que dijo que su meta nunca fue la de “poder ganarle” a un tiburón, pero sí “compararse”, “nadar con ellos y aprender cómo viven”.

El ganador de 23 medallas de oro olímpicas, ahora retirado, se enfrentó al mayor depredador del océano en una carrera única que se grabó cerca de las costas de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y que el canal Discovery en Español estrenará el 23 de julio en Estados Unidos.

Para el conocido como “Tiburón de Baltimore”, nadar con escualos reales significó “la concreción de un sueño”, una de esas actividades que estaba en su lista de “cosas pendientes para hacer en la vida”, aunque ellos jugaran “en casa”.

“Muchos creen que estoy loco por sumergirme en el agua para hacer esto, pero tuve todas las medidas de seguridad en el agua y me sentí muy seguro todo el tiempo”, manifestó.

La particular prueba se desarrolló en aguas abiertas, a apenas 13 grados celsius, y el equipo del programa creó un carril de natación en el que Phelps nadó con 15 buzos debajo de él, según el propio nadador.

Después de ver en acción al tiburón blanco, que puede alcanzar los 40 kilómetros por hora, Phelps declaró que desearía tener la capacidad del animal de “girar en ángulo cerrado y nadar en cualquier dirección”, así como disponer de su explosividad.

“Mis salidas no eran muy buenas y si hubiera tenido un poco de esa explosividad, habría sido increíble”, comentó el campeón, al que le gustaría ver cómo se desenvolverían los tiburones en una prueba de piscina en 100 metros.

El deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos se retiró después de conseguir sus últimos cinco oros en los Juegos de Río 2016, a los que volvió para “terminar las cosas” como él “quería”, aunque todavía nada 1,6 kilómetros por semana por su “propia tranquilidad mental”.

Cuando le ofrecieron participar en la llamada “Shark Week” (“Semana del tiburón”) del grupo Discovery, dijo que sí “de inmediato”, porque además era seguidor de ese programa desde hace “15 o 16 años”.

La carrera será el evento estrella de “Shark Week”, pero Phelps también saldrá en el programa “Academia de tiburones”, en la que recibió un curso intensivo sobre los tiburones.

Dos expertos le enseñaron a bucear con tiburones y Phelps relató emocionado que se tendió en el fondo marino con 15 de ellos a solo
“30 centímetros” y logró “mantener la calma”.

Phelps insistió en que lo más importante de su experiencia fue “aprender” de estos “majestuosos” animales marinos y ayudar a desmontar mitos sobre ellos.

El estadounidense aseveró que pretende que la gente entienda que los tiburones no son “tan despiadados y feroces” como se cree.

Agencia.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *